Capítulo Catorce: El intercambio Divino

Avatar Dr. DeCarol | junio 29, 2021 15 Views 0 Likes

Todos los capítulos

Introducción: The School of Salvation - Ver Capítulo
Capítulo uno "Grande es el misterio de la Fe" - Ver Capítulo
Capítulo dos "¡Gracia, por Gracia!" - Ver Capítulo
Capítulo tres "De Adán a Adanes" - Ver Capítulo
Capítulo cuatro "¡Oh, Gálatas Insensatos!" - Ver Capítulo
Capítulo cinco "Se han Aflojado tus cuerdas" - Ver Capítulo
Capítulo Seis "Salud Divina" - Ver Capítulo
Capítulo Siete "Pluralidad de Ministerios" - Ver Capítulo
Capítulo ocho "Hoy" en la línea de tiempo de DiosVer Capítulo
Capítulo Nueve "El Día del Señor" - Ver Capítulo
Capítulo diez "Engaño vs Salvación" - Ver Capítulo
Capítulo Once "La Palabra, las escrituras" - Ver Capítulo

lock_open

Capítulo Catorce: El intercambio Divino

Avatar Dr. DeCarol | junio 29, 2021 15 Views 0 Likes



Capítulo Catorce: El intercambio Divino

 

El sacrificio es perfectamente perfecto y completamente completo: ¡por lo tanto, tu salvación también lo es!

 

Isaías 53:6 (LBLA)
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros.

Jesús fue castigado para que seamos perdonados
Jesús fue herido para que podamos ser sanados
Jesús fue hecho pecado con nuestra pecaminosidad para que podamos recibir Su justicia.
Jesús murió nuestra muerte para que pudiéramos compartir su vida.
Jesús se convirtió en una maldición para que seamos bendecidos con la bendición de Abraham.
Jesús se hizo pobre para que tú, a través de su pobreza, pudieras hacerte rico.
Jesús desnudó nuestra vergüenza para que podamos desnudar su gloria.
Jesús soporto nuestro rechazo para que podamos tener Su aceptación.

El Intercambio Divino

Jesús fue castigado para que seamos perdonados

“Avon” palabra hebrea transliterada para rebelión (iniquidad) y para el castigo porque en esa palabra tanto la iniquidad (rebelión) como el castigo están todos juntos en una palabra. Debajo de esta palabra hebrea se usa y se traduce tanto iniquidad como castigo. ¡I Isaías 53 “Avon” fue puesto sobre Jesús por nosotros!

Génesis 4:13 (LBLA) Avon
13 Y Caín dijo al SEÑOR: Mi castigo es demasiado grande para soportarlo.

1 Samuel 28:10 (LBLA) Avon
10 Y Saúl le juró por el SEÑOR diciendo: Vive el SEÑOR que ningún castigo vendrá sobre ti por esto.

Lamentaciones 4:6 (LBLA) Avon
6 La iniquidad de la hija de mi pueblo es mayor que el pecado de Sodoma, que fue derribada en un instante sin que manos actuaran contra ella.

Lamentaciones 4:22 (NASB) Avon
22 Se ha completado el castigo de tu iniquidad, hija de Sión: no volverá Él a desterrarte; mas castigará tu iniquidad, hija de Edom; pondrá al descubierto tus pecados.

Palabra Hebrea: ‏עָווֹן‎
Palabra transliterada: avon (730d)
Raíz: de una palabra no utilizada;
Definición: iniquidad, culpa, castigo por iniquidad (todos combinados): -
Lista de palabras en inglés y número de veces que se usan
culpar (1),
culpa (21),
culpable (1),
iniquidades (46),
iniquidad (143),
castigo (12),
castigo por la iniquidad (3),
castigo por su iniquidad (3).
Version de la Biblia New American Standard Exhaustive Concordance

Todo el mal "Avon" que nos corresponde vino sobre Jesús, de modo que todo el bien debido a Jesús vino sobre nosotros.

Isaías 53:1-12 (LBLA)
1 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR?
2 Creció delante de Él como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos.
3 Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.
4 Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido.
5 Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados.
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros.
7 Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió Él su boca.
8 Por opresión y juicio fue quitado; y en cuanto a su generación, ¿quién tuvo en cuenta que Él fuera cortado de la tierra de los vivientes por la transgresión de mi pueblo, a quien correspondía la herida?
9 Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.
10 Pero quiso el SEÑOR quebrantarle, sometiéndole a padecimiento. Cuando Él se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días,
11 Debido a la angustia de su alma, Él lo verá y quedará satisfecho. Por su conocimiento, el Justo, mi Siervo, justificará a muchos, y cargará las iniquidades de ellos.
12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes y con los fuertes repartirá despojos, porque derramó su alma hasta la muerte y con los transgresores fue contado, llevando Él el pecado de muchos, e intercediendo por los transgresores.

1 Juan 3:1-3 (LBLA)
1 Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él.
2 Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él porque le veremos como Él es.
3 Y todo el que tiene esta esperanza puesta en Él, se purifica, así como Él es puro.

1 Corintios 15:45-47 (LBLA)
45 Así también está escrito: El primer HOMBRE, Adán, FUE HECHO ALMA VIVIENTE. El último Adán, espíritu que da vida.
46 Sin embargo, el espiritual no es primero, sino el natural; luego el espiritual.
47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre es del cielo.

En la Cruz, Jesús fue el último Adán, cuando resucitó de entre los muertos como el Segundo Hombre. ¡La nueva raza Emanuel! ¡El primogénito de los muertos, la cabeza resucitada de la iglesia! La garantía de nuestra resurrección también en Él como Segundo Hombre. Murió el último Adán, resucitó como el Segundo Hombre, el Dios con nosotros, Dios en nosotros, ¡Hijo de Dios!

Isaías 1:5-6 (LBLA) Jesús en la cruz como el último Adán
5 ¿Dónde más seréis castigados? ¿Continuaréis en rebelión? Toda cabeza está enferma, y todo corazón desfallecido.
6 De la planta del pie a la cabeza no hay en él nada sano, sino golpes, verdugones y heridas recientes; no han sido curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

Isaías 52:13-14 (LBLA)
13 He aquí, mi siervo prosperará, será enaltecido, levantado y en gran manera exaltado.
14 De la manera que muchos se asombraron de ti, pueblo mío, así fue desfigurada su apariencia más que la de cualquier hombre, y su aspecto más que el de los hijos de los hombres.

¡Jesús en la cruz como el último Adán llevó nuestra rebelión (Avon) y todas sus malas consecuencias para nosotros! Él nos dio vida eterna y una Esperanza asombrosa como el segundo Hombre en Su resurrección.

Nuestro objetivo no es solo la salvación, sino alcanzar la resurrección.

Romanos 5:1-2 (LBLA)
1 Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,
2 por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Colosenses 1:21-22 (LBLA)
21 Y aunque vosotros antes estabais alejados y erais de ánimo hostil, ocupados en malas obras,
22 sin embargo, ahora Él os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de Él,

Efesios 1:7 (LBLA)
7 En Él tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia

El Intercambio Divino

Jesús fue herido para que podamos ser sanados

Isaías 53:4-6 (LBLA)
4 Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido.
5 Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados.
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros.

¡Dios ya ha provisto nuestra sanidad! ¡Fue hecho y fuimos sanados!

Mateo 8:16-17 (LBLA)
16 Y al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los que estaban enfermos,
17 para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: EL MISMO TOMO NUESTRAS FLAQUEZAS Y LLEVO NUESTRAS ENFERMEDADES.

1 Pedro 2:24 (LBLA)
24 y Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados (sozo).

Marcos 6:56 (LBLA) Sozo, la curación es parte de la salvación
56 Y dondequiera que Él entraba en aldeas, ciudades o campos, ponían a los enfermos en las plazas, y le rogaban que les permitiera tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que lo tocaban quedaban curados. (sozo).

Lucas 8:35-36 (LBLA) Sozo (la salvación incluye la curación)
35 Salió entonces la gente a ver qué había sucedido; y vinieron a Jesús, y encontraron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido y en su cabal juicio, y se llenaron de temor.
36 Y los que lo habían visto, les contaron cómo el que estaba endemoniado había sido sanado (sozo).

Hechos 4:8-10 (LBLA) Sozo
8 Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes y ancianos del pueblo,
9 si se nos está interrogando hoy por causa del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera este ha sido sanado (sozo),
10 sabed todos vosotros, y todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos, por Él, este hombre se halla aquí sano delante de vosotros.

El Intercambio Divino

Jesús fue hecho pecado con nuestra pecaminosidad para que podamos recibir Su justicia.

Hebreos 10:14 (LBLA)
14 Porque por una ofrenda Él ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados.

Isaías 53:10 (LBLA)
10 Pero quiso el SEÑOR quebrantarle, sometiéndole a padecimiento. Cuando Él se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del SEÑOR en su mano prosperará.

2 Corintios 5:21 (LBLA)
21 Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en Él.

Isaías 61:10-11 (LBLA) Justificado, hecho justo
10 En gran manera me gozaré en el SEÑOR, mi alma se regocijará en mi Dios; porque Él me ha vestido de ropas de salvación, me ha envuelto en manto de justicia como el novio se engalana con una corona, como la novia se adorna con sus joyas.
11 Porque como la tierra produce sus renuevos, y como el huerto hace brotar lo sembrado en él, así el Señor DIOS hará que la justicia y la alabanza broten en presencia de todas las naciones.

"Decir que soy justificado es como decir que soy justo si nunca hubiera pecado porque fui hecho justo con la justicia de Dios"

La convicción del Espíritu Santo trae arrepentimiento y la vida no se hace sentir culpable y condenado, este último niega la obra de la cruz.

Isaías 54:17 (LBLA) "Tú" condenarás
17 Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR, y su justificación viene de mí —declara el SEÑOR.

Romanos 8:1-2 (LBLA)
1 Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.
2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.

Apocalipsis 12:10-11 (LBLA)
10 Y oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado.
11 Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte.

¡Testificamos personalmente lo que la Sangre de Jesús ha hecho con nosotros!

El Intercambio Divino

Jesús murió nuestra muerte para que pudiéramos compartir Su vida.

Juan 10:10-11 (LBLA)
10 El ladrón solo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.

Romanos 6:23 (LBLA)
23 Porque la paga (ganada) del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

¡La alternativa a la justicia es la misericordia!

Hebreos 2:9 (LBLA)
9 Pero vemos a aquel que fue hecho un poco inferior a los ángeles, es decir, a Jesús, coronado de gloria y honor a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios probara la muerte por todos.

¡Él fue el Último Adán y luego el Segundo Hombre!

1 Corintios 15:45-47 (NASB)
45 Así también está escrito: El primer HOMBRE, Adán, FUE HECHO ALMA VIVIENTE. El último Adán, espíritu que da vida.
46 Sin embargo, el espiritual no es primero, sino el natural; luego el espiritual.
47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre es del cielo.

Nefesh es hebreo para un alma, una vida, una persona (último Adán)
Un Nefesh para un Nefesh

Deuteronomio 19:21 (LBLA)
21 Y no tendrás piedad: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie.

Levítico 17:11 (LBLA) El Nefesh está en la sangre
11 Porque la vida de la carne está en la sangre, y yo os la he dado sobre el altar para hacer expiación por vuestras almas; porque es la sangre, por razón de la vida, la que hace expiación».

Isaías 53:12 (LBLA) Derramó Su Nefesh en Su Sangre
12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes y con los fuertes repartirá despojos, porque derramó su alma hasta la muerte y con los transgresores fue contado, llevando Él el pecado de muchos, e intercediendo por los transgresores.

¡La misma Vida, Alma, del Creador de todas las cosas fue derramada por toda la raza humana! ¡Esa Sangre era muy Santa y Especial! ¡La misma vida de Dios estaba en esa sangre!

Juan 6:53-58 (LBLA)
53 Entonces Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del Hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.
55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él.
57 Como el Padre que vive me envió, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.
58 Este es el pan que descendió del cielo; no como el que vuestros padres comieron, y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.

La Vida (Nefesh), fue del Padre en el Hijo y solo podemos participar de esa Vida a través de nuestro acceso en Jesús el Hijo de Dios. Solo tenemos esa Vida si hemos participado de Su Sangre y Su Cuerpo. Así, nuestra fe en la comunión nos da esta experiencia de participar en el súper del Señor, no solo en el recuerdo, sino en el súper mismo.

El Intercambio Divino

Jesús se convirtió en una maldición para que seamos bendecidos con las bendiciones de Abraham ¡Apropiarse de la obra de Dios a través de la Cruz comienza con Agradecimiento!

Gálatas 3:13-14 (LBLA)
13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: MALDITO TODO EL QUE CUELGA DE UN MADERO),
14 a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe.

Génesis 24:1 (LBLA)
1 Abraham era viejo, entrado en años; y el SEÑOR había bendecido a Abraham en todo.

Gálatas 3:1 (LBLA) ¡Embrujados y ojos apagados por la Verdad de la Cruz! Legalismo
1 ¡Oh, gálatas insensatos! ¿Quién os ha fascinado a vosotros, ante cuyos ojos Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado?

¡El legalismo está tratando de mantener un conjunto de reglas! O agregando cualquier requisito de Justicia que Dios ya haya provisto en Su palabra.

Romanos 4:1-8 (LBLA)
1 ¿Qué diremos, entonces, que halló Abraham, nuestro padre según la carne?
2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué jactarse, pero no para con Dios.
3 Porque ¿qué dice la Escritura? Y CREYÓ ABRAHAM A DIOS, Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA.
4 Ahora bien, al que trabaja, el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda;
5 mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia.
6 Como también David habla de la bendición que viene sobre el hombre a quien Dios atribuye justicia aparte de las obras:
7 BIENAVENTURADOS AQUELLOS CUYAS INIQUIDADES HAN SIDO PERDONADAS, Y CUYOS PECADOS HAN SIDO CUBIERTOS.
8 BIENAVENTURADO EL HOMBRE CUYO PECADO EL SEÑOR NO TOMARÁ EN CUENTA.

Colosenses 2:13-15 (LBLA)
13 Y cuando estabais muertos en vuestros delitos y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Él, habiéndonos perdonado todos los delitos,
14 habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.
15 Y habiendo despojado a los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de Él.

Gálatas 3:10-11 (LBLA)
10 Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: MALDITO TODO EL QUE NO PERMANECE EN TODAS LAS COSAS ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY, PARA HACERLAS.
11 Y que nadie es justificado ante Dios por la ley es evidente, porque EL JUSTO VIVIRÁ POR LA FE.

Las maldiciones y las bendiciones son palabras; pueden ser escritos, hablados o meramente pensamientos dirigidos hacia adentro. Palabras que están cargadas de poder sobrenatural y pueden ser generacionales hasta que se haga algo al respecto. Continúan durante varias generaciones, esto es un signo de una maldición.

El capítulo 28 de Deuteronomio enumera tanto las bendiciones como las maldiciones.

Deuteronomio 28:1-2 (NASB95)
1 Y sucederá que si obedeces diligentemente al SEÑOR tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el SEÑOR tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.
2 Y todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán, si obedeces al SEÑOR tu Dios:

Bendiciones
1. Exaltación (siendo levantado)
2. Reproductividad
3. Salud
4. Prosperidad (Éxito)
5. Victoria
6. Cabeza no cola (la cabeza toma decisiones, la cola se arrastra)
7. Arriba no por debajo

Deuteronomio 28:15 (LBLA)
15 Pero sucederá que si no obedeces al SEÑOR tu Dios, guardando todos sus mandamientos y estatutos que te ordeno hoy, vendrán sobre ti todas estas maldiciones y te alcanzarán:

Maldiciones (las maldiciones son el polo opuesto de las Bendiciones)
1. Humillación
2. Esterilidad
3. Enfermedades de todo tipo
4. Pobreza y fracaso
5. Derrota
6. Cola no cabeza
7. Debajo no por encima

Siete indicaciones de una maldición
1. Colapso mental y/o emocional
2. Colapsos repetidos
3. Problemas femeninos, esterilidad, abortos espontáneos, calambres, etc.
4. Ruptura del matrimonio y alienación familiar
5. Insuficiencia financiera
6. Propenso a accidentes
7. Historia de suicidios o muertes no naturales.

Aparte de los problemas específicos, lo que es tener una maldición en términos generales. Una sombra oscura del pasado, no necesariamente de su vida, apaga el sol de bendiciones de Dios, o el brazo largo y maligno estirado detrás de uno, que lo empuja fuera del camino o lo empuja hacia atrás.

Ocho posibles razones o causas de las maldiciones
1. La idolatría, todo el reino de lo oculto
2. Religión falsa o sociedad secreta
3. Actitud incorrecta con tus padres
4. Injusticia para los débiles y los indefensos (aborto)
5. Antisemitismo
6. Maldiciones autoimpuestas, malas confesiones
7. Personas con mala autoridad relacional
8. Médicos brujos, etc.

Efesios 6:11-12 (LBLA)
11 Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo.
12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.

Salmos 118:16-21 (LBLA) Profesión de fe y liberación de la muerte.
16 La diestra del SEÑOR es exaltada; la diestra del SEÑOR hace proezas.
17 No moriré, sino que viviré, y contaré las obras del SEÑOR.
18 El SEÑOR me ha reprendido severamente, pero no me ha entregado a la muerte.
19 Abridme las puertas de la justicia; entraré por ellas y daré gracias al SEÑOR.
20 Esta es la puerta del SEÑOR; los justos entrarán por ella.
21 Te daré gracias porque me has respondido, y has sido mi salvación.

Pasos para salir de debajo de una maldición
1. Reconocer
2. Arrepiéntete
3. Renunciar
4. Recibir

Hebreos 10:14 (LBLA)
14 Porque por una ofrenda (sacrificio) Él ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados.

El Intercambio Divino

Jesús se hizo pobre para que tú, a través de su pobreza, pudieras hacerte rico

2 Corintios 8:9 (LBLA) Para que tengas 2 Cor. 9:8
9 Porque conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, sin embargo por amor a vosotros se hizo pobre, para que vosotros por medio de su pobreza llegarais a ser ricos.

Deuteronomio 28:46-48 (LBLA)
46 Y serán señal y maravilla sobre ti y sobre tu descendencia para siempre.
47 Por cuanto no serviste al SEÑOR tu Dios con alegría y con gozo de corazón, cuando tenías la abundancia de todas las cosas,
48 por tanto servirás a tus enemigos, los cuales el SEÑOR enviará contra ti: en hambre, en sed, en desnudez y en escasez de todas las cosas; Él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te haya destruido.

Totalmente cumplido por Jesús en la Cruz y agotado en el hambre, en la sed, en la desnudez y en la falta de todas las cosas nació por Él a través y en la Cruz.

2 Corintios 9:8 (LBLA) Palabra Griega “todo” usado 5 veces vs 8. Opuesto de 2 Corintios 8:9
8 Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para vosotros, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abundéis para toda buena obra;

Tres niveles de suficiente; insuficiente, suficiencia, abundancia (una ola que fluye)

1 Tesalonicenses 5:18 (LBLA)
18 dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús.

Hechos 20:35 (LBLA)
35 En todo os mostré que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: «Más bienaventurado es dar que recibir».

Proverbios 8:17-21 (LBLA)
17 Amo a los que me aman, y los que me buscan con diligencia me hallarán.
18 Conmigo están las riquezas y el honor, la fortuna duradera y la justicia.
19 Mi fruto es mejor que el oro, que el oro puro, y mi ganancia es mejor que la plata escogida.
20 Yo ando por el camino de la justicia, por en medio de las sendas del derecho,
21 para otorgar heredad a los que me aman y así llenar sus tesoros.

1 Corintios 3:11-15 (LBLA)
11 Pues nadie puede poner otro fundamento que el que ya está puesto, el cual es Jesucristo.
12 Ahora bien, si sobre este fundamento alguno edifica con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja,
13 la obra de cada uno se hará evidente; porque el día la dará a conocer, pues con fuego será revelada; el fuego mismo probará la calidad de la obra de cada uno.
14 Si permanece la obra de alguno que ha edificado sobre el fundamento, recibirá recompensa.
15 Si la obra de alguno es consumida por el fuego, sufrirá pérdida; sin embargo, él será salvo, aunque así como por fuego.

Proverbios 13:7 (LBLA)
7 Hay quien pretende ser rico, y nada tiene; hay quien pretende ser pobre, y tiene una gran fortuna.

2 Corintios 6:4-10 (LBLA)
4 sino que en todo nos recomendamos a nosotros mismos como ministros de Dios, en mucha perseverancia, en aflicciones, en privaciones, en angustias,
5 en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos,
6 en pureza, en conocimiento, en paciencia, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero,
7 en la palabra de verdad, en el poder de Dios; por armas de justicia para la derecha y para la izquierda;
8 en honra y en deshonra, en mala fama y en buena fama; como impostores, pero veraces;
9 como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, y he aquí, vivimos; como castigados, pero no condenados a muerte;
10 como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, pero enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, aunque poseyéndolo todo.

El Intercambio Divino

Jesús cargó con nuestra vergüenza para que podamos desnudar Su gloria
¡Apropiarse de la obra de Dios a través de la Cruz comienza con Agradecimiento!

Hebreos 2:10 (LBLA)
10 Porque convenía que aquel para quien son todas las cosas y por quien son todas las cosas, llevando muchos hijos a la gloria, hiciera perfecto por medio de los padecimientos al autor de la salvación de ellos.

Hebreos 12:2 (LBLA)
2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.

2 Timoteo 2:10 (LBLA)
10 Por tanto, todo lo soporto por amor a los escogidos, para que también ellos obtengan la salvación que está en Cristo Jesús, y con ella gloria eterna.

Isaías 53:3 (LBLA)
3 Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.

1 Pedro 1:10-11 (LBLA)
10 Acerca de esta salvación, los profetas que profetizaron de la gracia que vendría a vosotros, diligentemente inquirieron e indagaron,
11 procurando saber qué persona o tiempo indicaba el Espíritu de Cristo dentro de ellos, al predecir los sufrimientos de Cristo y las glorias que seguirían.

Salmos 69:7 (LBLA)
7 Pues por amor de ti he sufrido vituperio; la ignominia (vergüenza) ha cubierto mi rostro.

Salmos 69:8-9 (LBLA)
8 Me he convertido en extraño para mis hermanos, y en extranjero para los hijos de mi madre.
9 Porque el celo por tu casa me ha consumido, y los vituperios de los que te injurian han caído sobre mí.

Salmos 69:20-21 (LBLA)
20 La afrenta ha quebrantado mi corazón, y estoy enfermo; esperé compasión, pero no la hubo; busqué consoladores, pero no los hallé.
21 Y por comida me dieron hiel, y para mi sed me dieron a beber vinagre.

Mateo 27:35-36 (LBLA)
35 Y habiéndole crucificado, se repartieron sus vestidos, echando suertes;
36 y sentados, le custodiaban allí.

Job 11:15 (LBLA)
15 entonces, ciertamente levantarás tu rostro sin mancha, estarás firme y no temerás.

Job 22:26 (LBLA)
26 Porque entonces te deleitarás en el Todopoderoso, y alzarás a Dios tu rostro.

El Intercambio Divino

Jesús soporta nuestro rechazo para que podamos tener Su aceptación
¡Apropiarse de la obra de Dios a través de la Cruz comienza con Agradecimiento!

El rechazo es la sensación de no ser querido o amado, siempre en el exterior sin poder entrar.
Nunca habiendo experimentado el amor, no se sabe amar, Dios nos amó primero para que nosotros lo amemos.
El rechazo se produce hoy sobre todo por la ruptura de las relaciones familiares.
El amor del padre es probablemente el más importante debido al sentimiento de seguridad y protección. Hay muchos hogares rotos y padres delincuentes.

Isaías 54:6 (LBLA)
6 Porque como a mujer abandonada y afligida de espíritu, te ha llamado el SEÑOR, y como a esposa de la juventud que es repudiada—dice tu Dios.

Isaías 53:3 (LBLA) Totalmente rechazado por los hombres
3 Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.

Salmos 69:8 (LBLA) Tenía un padre diferente
8 Me he convertido en extraño para mis hermanos, y en extranjero para los hijos de mi madre.

Mateo 27:45-51 (LBLA) ¡Rechazado por el Padre por única vez en toda la eternidad!
45 Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena.
46 Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELÍ, ELÍ, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?
47 Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías.
48 Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber.
49 Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle.
50 Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu.
51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron;

Salmos 69:20-21 (LBLA) ¡Murió de un corazón roto!
20 La afrenta ha quebrantado mi corazón, y estoy enfermo; esperé compasión, pero no la hubo; busqué consoladores, pero no los hallé.
21 Y por comida me dieron hiel, y para mi sed me dieron a beber vinagre.

Mateo 27:46 (LBLA)
46 Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELÍ, ELÍ, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?

Marcos 15:43-45 (LBLA) Murió rápidamente de un corazón roto, Rechazo del Padre
43 vino José de Arimatea, miembro prominente del concilio, que también esperaba el reino de Dios; y llenándose de valor, entró adonde estaba Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús.
44 Pilato se sorprendió de que ya hubiera muerto, y llamando al centurión, le preguntó si ya estaba muerto.
45 Y comprobando esto por medio del centurión, le concedió el cuerpo a José,

Mateo 27:50-51 (LBLA) Jesús había sido rechazado que ahora somos aceptados / velo
50 Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu.
51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron;

Efesios 1:5-11 (LBLA)
5 nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad,
6 para alabanza de la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.
7 En Él tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia
8 que ha hecho abundar para con nosotros. En toda sabiduría y discernimiento
9 nos dio a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Él,
10 con miras a una buena administración en el cumplimiento de los tiempos, es decir, de reunir todas las cosas en Cristo, tanto las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En Él
11 también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,

La curación de las heridas emocionales se realizó mediante el mismo sacrificio y trabajo que se realizó para nuestras curaciones físicas en y a través de la obra de la Cruz.


Written by Dr. DeCarol

Visit Us
Follow Me
Tweet
Soundcloud